Mi foto
Freudiano, Pelirrojo, comilón de libros, comida, personas, crítico con todo el mundo, ni yo me salvo, deportista, intento de escritor, músico e hijo. Intento escribir poesía, no me creo poeta, ni nada por el estilo, me gusta escribirlas de forma rápida, ya que rápidos son los sentimientos que crean la poesía. www.fotolog.com/xxzanaxx

domingo, 27 de febrero de 2011

Roger Wolfe

Laguna

Nadie que habiendo estado,
pongamos por caso, paseando
al perro por una calle
céntrica y desierta
a las tres o tal vez a las
cuatro de la tarde,
no se haya topado
de repente
con una figura desarrapada y sucia,
descompuesta más allá de cualquier
posibilidad de remisión,
que le ruja a voz en grito
desde la otra acera: «¡Hombre!
¡Mi colega de nariz! ¡Qué tal!»,
para correr luego tras él
como una especie
de rémora renqueante
y jorobada,
sin que consiga acordarse
de quién demonios es, y
lo que es aún peor,
no quiera recordar
aunque fuera capaz de hacerlo,
sabrá nunca
lo que significa
la palabra
desasosiego.

lunes, 21 de febrero de 2011

De todos los seres imaginarios,
de todas mis quimeras,
tú eres la única que rompe mis conceptos.

Tal vez por tu forma de reir,
por ese halo de luz que cruza
tu cara las tardes de abril.

Tal vez por todos esos silencios,
entre caricia y caricia,
que hacen que nos perdamos en el tiempo.

Tal vez por todo eso, rompes mis conceptos.

jueves, 17 de febrero de 2011

No busques, no

Yo te he querido como nunca.
Eras azul como noche que acaba,
eras la impenetrable caparazón del galápago
que se oculta bajo la roca de la amorosa llegada de la luz.
Eras la sombra torpe
que cuaja entre los dedos cuando en tierra dormimos solitarios.

De nada serviría besar tu oscura encrucijada de sangre alterna,
donde de pronto el pulso navegaba
y de pronto faltaba como un mar que desprecia a la arena.
La sequedad viviente de unos ojos marchitos,
de los que yo veía a través de las lágrimas,
era una caricia para herir las pupilas,
sin que siquiera el párpado se cerrase en defensa.

Cuán amorosa forma
la del suelo las noches del verano
cuando echado en la tierra se acaricia este mundo que rueda,
la sequedad oscura,
la sordera profunda,
la cerrazón a todo,
que transcurre como lo más ajeno a un sollozo.

Tú, pobre hombre que duermes
sin notar esa luna trunca
que gemebunda apenas si te roza;
tú, que viajas postrero
con la corteza seca que rueda entre tus brazos,
no beses el silencio sin falla por donde nunca
a la sangre se espía,
por donde será inútil la busca del calor
que por los labios se bebe
y hace fulgir el cuerpo como con una luz azul si la noche es de plomo.

No, no busques esa gota pequeñita,
ese mundo reducido o sangre mínima,
esa lágrima que ha latido
y en la que apoyar la mejilla descansa.

Vicente aleixandre

miércoles, 16 de febrero de 2011

Todo esto, apesta

18 años, es la edad, en la que quieres estrujar al mundo.
Exprimirlo, como si fuera un zumo, y beberte todo el jugo.
La prepotencia y la arrogancia, no suenan tan mal,
es la edad, para ocultar la verdad, y jugar, experimentar.
Qué más da, qué más da, qué más da.

A oscuras, nadie ve nada,
 bajo el silencio se ocultan las miradas,
se cierran los ojos y se besan,
siempre sin mirar,
porque la persona, al final, da igual.

18 años, es la edad, en la que te cuestionas todo,
para terminar pasando de tus preguntas,
para acabar agarrando una borrachera y vomitando.
Para acabar levantándote de las vías del tren.

domingo, 13 de febrero de 2011

Neruda - Desnuda

Desnuda eres tan simple como una de tus manos,
Lisa, terrestre, mínima, redonda, transparente,
Tienes líneas de luna, caminos de manzana,
Desnuda eres delgada como el trigo desnudo.
Desnuda eres azul como la noche en Cuba,
Tienes enredaderas y estrellas en el pelo,
Desnuda eres enorme y amarilla
Como el verano en una iglesia de oro.
Desnuda eres pequeña como una de tus uñas,
Curva, sutil, rosada hasta que nace el día
Y te metes en el subterráneo del mundo
Como en un largo túnel de trajes y trabajos:
Tu claridad se apaga, se viste, se deshoja
Y otra vez vuelve a ser una mano desnuda.

domingo, 6 de febrero de 2011

Y no sé que decir, cuando me encuentro feliz.

Me gusta cuando dos personas se entregan totalmente el otro al otro, se dejan de rodeos. Pienso, que si no se ama totalmente ¿para qué amar? puede que la ostia luego sea más grande, pero la felicidad durante ese período también lo será, ¿y si es infinito? no nada lo es. Pero disfruta el momento, y no pensar en lo que viene más lejano es lo mejor. Y si ya dejas de pensar y te dedicas a actuar, eso ya, es orgásmico, y vivir en un orgasmo constante es como alargar los labios y besar el pico de una estrella.
Haz lo que te apetezca, aunque sea tirarte detrás de una ventana, viendo pasar tardes enteras.

miércoles, 2 de febrero de 2011

Tener 18 años, y ganas de estar en la cama,
es un claro síntoma de que algo no marcha.
Será la tontuna del tiempo, o la frustración
de hacerlo todo y que luego te digan no.
Tener ansias de libertad bajo cuatro paredes,
 encadenado a esos malditos sentimientos,
recuerdos y esas demás visiones que no ocurrieron.
Acabas con la boca llena de arena, como
el vagabundo, que sediento, se tira a
cualquier delirio llamado oasis del desierto.
Intentar algo y que te salga una mierda de 4 versos.

Últimamente he dormido poco.

Julio Cortázar.


La ceremonia

Te desnudé entre llantos y temblores
sobre una cama abierta a lo infinito,
y si no tuve lástima del grito
ni de las súplicas o los rubores,

fui en cambio el alfarero en los albores,
el fuego y el azar del lento rito,
sentí nacer bajo la arcilla el mito
del retorno a la fuente y a las flores.

En mis brazos tejiste la madeja
rumorosa del tiempo encadenado,
su eternidad de fuego recurrente;

no sé qué viste tú desde tu queja,
yo vi águilas y musgos, fui ese lado
del espejo en que canta la serpiente.